LECCIÓN 202

 

No soy un cuerpo. Soy libre.
Pues aún soy tal como Dios me creó.

1. (182) Permaneceré muy quedo por un instante e iré a mi hogar.

¿Por qué habría de elegir quedarme un solo instante más donde no me corresponde estar, cuando Dios Mismo me ha dado Su Voz, la cual me exhorta a retornar a mi hogar?

No soy un cuerpo. Soy libre.
Pues aún soy tal como Dios me creó.

 

 

Pulsa aquí para leer la lección comentada por Ken Wapnick